CARMINA BURANA (II)

CARMINA BURANA (II)

POEMAS SATÍRICO-MORALES, LÚDICOS Y DE TABERNA

AA.VV

25,50 €
IVA incluido
Disponible en 48h
Editorial:
Ediciones Akal, S.A.
Año de edición:
2017
Materia
Ficción y temas afines
ISBN:
978-84-460-4397-3
Páginas:
288
Encuadernación:
Rústica
25,50 €
IVA incluido
Disponible en 48h
Añadir a favoritos

Abreviaturas de las obras más frecuentemente citadasIntroducción
1. El manuscrito
2. El contenido
3. El contexto en el que aparecen los Carmina Burana
4. Los autores
5. Los modelos y los temas
6. El público
7. La lengua
8. La métrica
9. La música
10. La pervivencia
11. El texto
12. La traducción

BIBLIOGRAFÍA
Textos
EstudiosCARMINA BURANA (II) POEMAS SATÍRICO-MORALES
1 Poderoso caballero es Don Dinero
2 Todos queremos más
3 La avaricia todo lo mancha
4 La corrupción de la Iglesia
5 La decadencia del mundo
6 La decadencia de los estudios
7 Nobleza obliga
8 El clero corrupto
9 El castigo de la simonía
10 Simonía
11 El dinero corrompe
12 La difamación en el amor
13 La lívida envidia
14 La voluble Fortuna
15 Elogio de la constancia
16 La rueda de la Fortuna
17 La Fortuna veleidosa
18 Los caprichos de la Fortuna
18a Los caprichos de la Fortuna
19 En el medio está la virtud
20 La justa medida
21 El pecado
22 Exhortación a una vida de virtud
23 Predicar y dar trigo
24 Desprecio del mundo
25 Moderación
26 Temor de Dios
27 Confianza en el Señor
28 Vida cristiana
29 Temor de Dios
30 Vida nueva
31 Pecados de juventud
32 El sufrimiento en esta vida
33 Admonición los prelados
34 Purificar la Iglesia
35 Cumplir con el deber
36 Llevar una vida digna del cargo
37 Laicos contra clérigos
38 La doctrina
39 Los lobos son los pastores
40 La vida de un sacerdote
41 Contra la curia romana
42 Do ut des en la curia papal
43 Recobrar la cordura
44 Parodia del Evangelio
45 Codicia
46 Llamada a la Segunda Cruzada
47 Exhortación a recuperar los Santos Lugares
47a Vivir sin límites
48 Llamada a la Tercera Cruzada
49 Llamamiento a la cruzada
50 Llanto por la derrota ante Saladino
51 El pecado no trae la felicidad
51a El rey Amalarico de Jerusalén
52 Jerusalén liberada
53 El cisma se acabó
53a Los germanos vencidos
54 Exorcismo
55 ConjuroPOEMAS LÚDICOS Y DE TABERNA
187 La codicia de la corte civil
188 Don Dinero
189 En la encrucijada
190 Difamación
191 Pecados de juventud
191a Una ayuda, por favor
192 Los malos
193 Contienda entre el vino y el agua
194 El vino y el agua
195 A jugar
196 La taberna
197 La taberna, dulce hogar
198 Nada en exceso
199 La vida del goliardo
200 El vino y las mujeres
201 El poder de dios Baco
202 La cofradía de los bebedores
203 El juego y la taberna
203a Los dos caballeros
204 Fiesta de estudiantes
205 Canción de cantina
206 Los efectos del vino
207 Los dados
208 Acertijo
209 Ajedrez
210 Ajedrez
211 El epicúreo
211a Transformación interior
212 Moderación en el comer
213 Preceptos para saber comportarse en el juego
214 Tarea escolar
215 Parodia de la misa
215a Parodia de oración litúrgica
216 Hoy es fiesta
217 Celebración
218 La tacañería
219 La regla goliárdica
220a Cambiar de vida, no de ropa
221 Fiesta de goliardos
222 Soy un goliardo
223 El médico
224 Una ayuda
225 Una limosna
226 ¡En qué tiempos vivimos!
227 Obra de Navidad
228 El rey de Egipto

La visión sombría de la Edad Media, marcada por el temor al infierno, la mortificación del cuerpo, los estragos de la peste, el fin del mundo anunciado por el Apocalipsis, ha ido cambiando poco a poco gracias en buena parte a la difusión de los Carmina Burana. Efectivamente, La alegría vital que mostraban sus poemas amatorios, su exaltación de la vida, del sexo y del amor supuso un cambio de visión del mundo medieval.


Tras la publicación de los poemas de amor de los Carmina Burana en esta misma colección, se imponía publicar también los poemas satírico-morales y los lúdicos y de taberna, para de esta manera contribuir a ampliar la perspectiva vital de los tiempos medievales, al contemplar el ansia de gozo que muestran los poetas por disfrutar del vino, del juego, de la amistad, al igual que las críticas, a veces brutales, al orden establecido, sea este religioso o civil, que se mostraba corrupto, hostil y ajeno a sus problemas y necesidades.